domingo, 11 de diciembre de 2011

Crítica de Ore no Imouto ga Konnani Kawaii Wake ga Nai

Género: Comedia, High-School, Harem, Reality
Episodios: 12+4

Vicios Ocultos de Adolescencia







Calificación

INFUMABLE

Breve Resumen:
Accidentalmente Kousaka Kyousuke descubre la pasión oculta de su hermana adolescente: todo lo relacionado con la temática Imouto (hermanas pequeñas) sin importarle su contenido. La imagen intachable de Kirino como estudiante ejemplar, modelo en sus tiempos libres y prometedora atleta pasa a un segundo plano para su hermano cuando la chica no tiene más remedio que confesar su desmedida pasión por los juegos, anime, manga, merchandising.....que impliquen la aparición de esas hermanitas. No tendría mayor importancia si no fuera porque la mayoría de este material es para adultos. Los juegos son Eroges y los mangas, doujinshis y los distintos animes que colecciona son en muchos casos Hentai puro y duro.

Animación: Curiosa la apuesta que han echo con esta serie, despreciando casi en todo momento a un buen diseño de personajes y escenarios para darle un gusto refinado a pequeñitos detalles, como carátulas de DVD, posters de Juegos o portadas de Manga, elementos casi todos en un segundo o tercer plano de la imagen. Aunque para ser justos, los personajes entran dentro de la categoria "decente" en cuanto a realización, no deja de ser un diseño muy poco original. Donde no tengo contemplación alguna, es en decir lo vulgar que es todo lo relacionado con los escenarios globables: exteriores como los grandes barrios comerciales de Tokyo o las ambientaciones de escuelas y casas son tremendamente planas y parecen repeticiones de infinidad de series que ya han pasado por tus retinas.
La ausencia casi general de efectos de tipo alguno, terminan por ponerle la guinda a un cóctel mediocre y que va a desaparecer a toda prisa de tu memoria si es que ves la serie.

Historia: El primer arco de episodios desde el primero al quinto, nos mete en la piel de la negativa relación entre los dos hermanos y como después del incidente por el cual Kyousuke descubre el "amor prohibido" de Kirino por esas aficiones, se vuelve una tarea bastante complicada de llevar a buen puerto.
La chica pide ayuda de una manera bastante peculiar al chaval para poder aliviar la carga de estar aislada en sus vicios y Kyousuke, apelando al amor fraternal (hecho que durante la serie se mantiene en tensión por ver si la relación avanza hacia el incesto o no), se meterá en líos de mayor o menor medida para por ejemplo, dar la cara en nombre de Kirino frente a sus padres, organizarle un encuentro con amigos que tengan esa afición en común e incluso intentará que sus amigas de siempre comprendan la otra cara de la muchacha. La solución de estos problemas solo acarreará "marrones" al hermano mayor, además de la general antipatía, a pesar de la ayuda, de su hermana. Aún así Kyousuke se las ingeniará para poder solventar (a pesar del daño moral y físico) todas las situaciones.
A partir de los siguientes episodios, poco a poco la relación entre los hermanos va mejorando poquito a poquito llegando a una conclusión favorable después de comulgar el pobre individuo con todas las peticiones de su hermana, como juegos en común, asistencia a comikets, busqueda de escenarios y situaciones para una novela de su creación o apoyo frente a un comité de realización de anime...
Todo tiene su punto culminante en una especie de homenaje en el Episodio 11 (de sobras el que más divertido me ha parecido) en el que tanto Kirino como sus amigas otaku, Kuroneko y Saori actuan en plan Maid-Coffee con Kyousuke de único cliente.
Por último la serie tiene el detalle de mostrarnos dos finales (True y Good End) en forma de juego para que veamos las distintas resoluciones de la historia. Sin duda el True Ending es más elaborado, con Kuroneko en papel protagonista, y nos "regalará" 4 episodios más donde la imagen del defenestrado en tantas ocasiones, Kyousuke, sale algo mejor parada.

Música: Dentro del pequeño conjunto de cosas positivas que puedo decir de "Oreimo" una de ellas se encuentra aquí, en el apartado musical. Su opening "Irony" por ClariS es muy dinámico por buena canción y por los pequeños cambios introducidos visualmente cada X episodios dentro del mismo opening. Sin embargo, los endings que son, si no me equivoco, uno distinto por cada episodio, no me hacen ni pizca de gracia. Visualmente la mayoría de ocasiones son imagenes estáticas y musicalmente son canciones demasiado....infantiloides. Pasando a la banda sonora de "Oreimo"......errr....mejor no, vamos a hacer como que no existe OST, es fundamentalmente pésima. Tanto es así que tendría que ponerme a repasar de nuevo cada episodio para echarle algo de cuenta a una de ellas.

Enganche: Ya de partida el argumento de esta serie o lo tomas en clave de pura comedia o no tienes motivo alguno para verla. Esa comedia llega un punto que te va cansando por lo repetitivo e insulso de cada momento visualizado. Problema de Kirino, solución que tiene que tomar Kyousuke, agradecimiento casi nulo por parte de élla y vuelta a empezar. Siempre con el adorno de la estupefacción constante del chico por ver como su hermana no tiene ningún tapujo para tragarse todo tipo de material +18 para luego tener reacciones propias de avergonzamiento en nimiedades que curiosamente van encaminadas a hacerle la vida más fácil. Solamente el True Ending de los episodios extras tienen un poquito más de vida pero solo un poquito, no vayamos a darle una relevancia que por supuesto no tiene "Oreimo".

Carisma: Si hay algo que me hace detestar esta serie es precisamente su pareja protagonista. Kyousuke es un personaje que se ve superado en toda la animación por su hermana, humillado, apalizado, maltratado.... y por si fuera poco, es bastante necio a la hora de reconocer sentimientos absolutamente obvios por parte de su amiga de la infancia, Manami. Pero la paladina de la historia, Kirino, es la que juega durante en todos y cada uno de los episodios un papelón realmente odiable y como aparece en uno de ellos alguna alusión, se puede decir que es 99% "tsun" y 1% "dere".....calificarla con "moe" o "kawaii" a esta chiquilla es pasarse bastantes pueblos, por lo que tiene para mí, bastante cachondeo el título de la serie cuando ves a la nena en acción. Menos mal que la comedia tiene puntos a su favor con la cuadrilla otaku formada por Kuroneko y Saori Bajiina (sí, sí, nombre con truco aposta) siendo realmente divertidas las interacciones entre los protagonistas y las dos frikis. Los personajes más en tercera fila, como los padres de los hermanos, Manami o la amigas "normales" de Kirino, Ayase y Kanako, tienen episodios "especiales" para cada una, pero en realidad su aporte a la historia es más ligero. Al menos cumplen su cometido sin desagradar.

Valoración Final: Oreimo, vaya serie! Para ser una comedia tardó en hacerme reir 11 episodios, lo que no dice mucho a favor de la misma. Este hecho, unido de la mano al creciente odio por la pareja protagonista no hace más que ofrecer mi recomendación negativa por una animación que por mí, se la podrían haber guardado dentro del cuarto de pre-producción. Ni por técnica, ni por guión ni por personajes merece la pena ser visualizada. Un anime que no puedo aconsejar a nadie por más que lo intente y al terminar de verlo con lo único que me he podido quedar es, aparte de ver que por fin se ha acabado, añadir para mi colección de Opening y Endings, ese buen "Irony".

EVALUACIÓN

ANIMACIÓN: 4
HISTORIA: 2
MÚSICA: 3
ENGANCHE: 3
CARISMA: 3
MEDIA: 3,10

Link ANN: ORE NO IMOUTO GA KONNANI KAWAII WAKE GA NAI
Link MCAnime: ORE NO IMOUTO GA KONNANI KAWAII WAKE GA NA NAI
Link BT/Streaming FL: ORE NO IMOUTO GA KONNANI KAWAII WAKE GA NAI

1 comentario:

Satoshi dijo...

Me parece muy interesante tu punto de vista, te invito a que leas el mio:

https://sekai-nostrum.blogspot.pe/2017/03/oreimo-una-serie-que-troleo-en-grande.html